fbpx

Afonías y disfonías en maestros y profesores que utilizan su voz como herramienta de trabajo.

Los beneficios de la intervención online en niños con TEA
mayo 25, 2020
ESPLA Psicólogos - Logopeda neonatal
¿Qué es un logopeda neonatal?
octubre 27, 2020

Afonías y disfonías en maestros y profesores que utilizan su voz como herramienta de trabajo.

Producimos voz cuando hablamos, cantamos, reímos o gritamos.

Los profesores y maestros son el colectivo que presenta el mayor número de patologías derivadas de un sobreesfuerzo vocálico al tener que hablar a un número elevado de alumnos, durante un tiempo prolongado. Eso, sumado a variables como el clima del aula, el ruido, la sequedad ambiental entre otros crea la necesidad de incrementar la intensidad de la voz.

Hablamos más fuerte y como consecuencia forzamos la voz para ser escuchados. El tono, se vuelve cada vez más grave y monótono. También puede aparecer picor, escozor en la garganta o carraspeo haciendo que no hablemos con normalidad. Es una pérdida que se produce de forma progresiva sin darnos cuenta hasta que aparecen los síntomas y debemos ir al médico.

Esta forma de hablar puede dar lugar a la aparición de patologías en las cuerdas vocales como nódulos, pólipos, edemas u otras afecciones que suelen ser la causa más habitual de las bajas en este colectivo.

El mecanismo que se lleva a cabo en la producción de la voz cuando hablamos, explicado de una forma coloquial, consiste en que el aire que viene de los pulmones al pasar por la laringe hace vibrar las cuerdas vocales, estas vibran en sí mismas (como una cuerda de guitarra) produciendo el sonido que será articulado en nuestra cavidad de resonancia natural (boca, faringe, nariz) y a su vez las cuerdas vocales se abren y se cierran.

Cuando forzamos la voz, las cuerdas vocales chocan entre sí y pueden provocar una inflamación y/o una pequeña lesión que con el tiempo va creando una patología.

Como consecuencia las cuerdas vocales no cierren correctamente y generan un espacio intercordal que provoca escape de aire, obteniendo como resultado una afonía o una disfonía. La afonía es el término con que se alude a la pérdida total de voz y la disfonía es el término con que se alude a la pérdida del timbre normal de la voz. Esto se produce por la disminución o atenuación de la capacidad de las cuerdas vocales de vibrar.

Cada voz humana es diferente, dado que responde a la configuración congénita de nuestro aparato fonador, pero a la vez puede ser modulada (en su tono) para transmitir un variado rango de emociones o sentidos socialmente codificados. Es un elemento fundamental en la comunicación, nos sirve para un gigantesco rango de interacciones comunicativas como hablar, reír, gritar, cantar, etc

Qué se debe hacer cuando se pierde la voz?.

Primero, acudir a un médico especialista (Otorrinolaringólogo) para que explore las cuerdas vocales y nos dé un diagnóstico.

En caso que se derive a logopedia para la rehabilitación vocal, el tratamiento consiste en la realización de ejercicios de relajación, de respiración y de impostación de la voz utilizando los resonadores naturales. Se consigue por un lado, que la patología desaparezca en la mayoría de los casos y por el otro, recuperar el tono adecuado. Es decir, adquirir una correcta técnica vocal que permita al maestro y/o profesor el manejo óptimo de las cualidades de su voz.

Es esencial la necesidad de una formación vocal en el docente ya que su voz es la herramienta fundamental de trabajo. Implementar medidas al respecto en la oferta formativa del profesorado sería de gran utilidad para el conjunto de la comunidad educativa.

Ma. Isabel Crende Casanegra

Fonoaudióloga-Logopeda

Col 171 Baleares.

2 Comments

  1. Maria dice:

    Podrieu fer un taller de parla perque docents aprenguessim a utilitzar be la nostra veu?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *