fbpx

En nada… ¡San Valentín!

TOC: 7 señales para detectarlo
enero 31, 2020
5 beneficios de disfrazarse
febrero 17, 2020

En nada… ¡San Valentín!

¿Cuántos de vosotros sois fieles a San Valentín?

¿Cuántos celebráis el día del amor con algo especial? Los medios de comunicación nos venden el 14 de febrero como el día en que todo es súper bonito, nos vamos a cenar juntos y nos hacemos un regalito para expresarle al otro el amor que le tenemos. En las redes sociales publicamos fotos de lo mucho que nos queremos y le decimos al mundo “mira que felices somos”. Como si el hacer esas cosas fuese una muestra de ello.

Son bastantes las parejas que veo en terapia que no se saltan ni una sola celebración del “día de los enamorados” y son algunas las que se enfadan si ese día él (en la mayoría de los casos) no aparece con flores, regalo o reserva en un restaurante. En mi humilde opinión me parece muy bonito celebrar este día, si el resto de los días del año también lo haces, divertirse en pareja es de lo mejor que hay para mantener sana tu relación, crear un plan juntos y celebrar el amor por todo lo alto es más que maravilloso, pero es verdad que hacerlo sólo porque es San Valentín es restarle valor y la gracia al amor si solo lo haces porque es San Valentín. Creo que lo bonito es hacerlo siempre que se pueda… y además hacerlo porque es San Valentín.

Me encantan el amor y las demostraciones de este, soy fan absoluta de quien disfruta de dar amor y mostrarlo sin complejos. Pero también soy fan de quien ante un problema se sienta a hablar con su pareja e intenta llegar a acuerdos, discute, argumenta, opina y dice que no a lo que no le parece correcto.

Pero ojo que el amor no solo podemos dárselo a nuestras parejas, el acto de dar amor a nuestros padres, amigos, hijos es también motivo de celebración así que no es necesario estar en pareja para poder dar muestras amor sea o no sea 14 de febrero. Escribirle cosas bonitas a un ser querido, sorprenderle con una visita inesperada, agradecer la amistad de los que siempre están ahí… muchísimas maneras de dar amor y no centrarnos sólo en esa cena romántica de 2, que ojo, si la tenemos… bienvenida sea.

A quererse hoy, mañana y siempre… y regalaos un momento cada día porque, al fin y al cabo, nuestra vida no está construida de fechas señaladas sino de momentos.

Un besito y Feliz San Valentín.


Elena Jorquera

Psicóloga de adultos y sexóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *